lunes, 29 de septiembre de 2008

Notas desde Barcelona: Neil Labute

Apuntes sobre Neil Labute
Por Vladimir Vera

En el 2004, en una conversación con Larissa Costas -una actriz venezolana-, fuí introducido al mundo de Neil Labute. Me habló de una obra teatral basada en la falsedad para encontrar la verdad del arte y debo reconocer que, cuando hablamos, lo primero que pensé es que se trataba de esas obras conceptuales que son imposibles de montar.

Fue así como una madrugada perdida de Caracas, vi en Cinemax una aproximación cinematográfica realizada por el mismo autor de The Shape of things (La forma de las cosas o como se tradujo en Venezuela: El Estado de las cosas). Cuando vi el último monólogo de la obra, me enamoré del texto, lo encargué al exterior e hice junto a una gran amiga una adaptación.

Seguí indagando y fui descubriendo las otras obras del autor (In the company of men, Bash, Fat pig, The mercy Seat, etc.) y pensé en montar en Caracas El Estado de las Cosas. La obra tuvo mucho altibajos a pesar de contar con un elenco muy sólido.

Luego, en Barcelona, España, remonté la obra con un elenco de actores catalanes y de manera poco opotuna había una super producción del texto en uno de los teatros más importantes de Cataluña: el Lliure. Total, nunca tuve suerte con el señor Labute.

Ya cuando olvidaba todo acerca de este dramaturgo, la sala Beckett organizó en un pueblo catalán llamado Argelaguer una convivencia con el autor. Era un taller de dirección y dramaturgia dictado por el propio Labute llamado: Into the Darkness.

Mandé mi curriculum para ser seleccionado (era solo para 20 personas) y le daban prioridad a los dramaturgos, por lo que no tenía mucha oportunidad, pero mis versiones fallidas de su obra me ayudaron a entrar. Y así estaba, en Argelaguer junto a Neil Labute. Conmigo estaban escritores europeos, una productora chilena, una actriz mexicana, el elenco de la producción catalana y yo, un único venezolano en contacto con el genio.

Por tres dias integros convivimos con Labute, un hombre impresionante de casi dos metros de altura, que se asemeja a un oso. “¿Montaste mi obra en Caracas?” me pregunta Neil, con la voz dulce de gigante. Le explico que sí, pero cortada. Labute, entre broma, entre serio me dice mirandome directamente a los ojos: “¿Me cortaste la obra, cortaste una obra mia?”, con temor le explico que una de sus escenas es muy anti climática. Silencio tenso. El genio rie.

Labute ha sido siempre un rebelde. Se le ha considerado misógino, hereje (fue expulsado de la iglesia luego del estreno de su texto: Bash), una de las frases que le gusta repetir es que como dramaturgo, hay que evitar lo obvio: “Una buena relación es equivalente a una mala historia. Lo que construye el drama es el conflicto. Debes enfrentar a la gente, por lo que mi trabajo reside en como arruinarle a mis personajes lo que consideran un buen día.”

Una productora le pregunta “¿Que se siente trabajar con presupuestos de millones de dolares?” Labute, con su voz suave, su cabello rizado y su mirada inquisitiva explica: “Mi primera película la hice con un prestamo que me dió un amigo de 25.000 dolares. Para mí era más responsabilidad responderle a este amigo que confió en mí que a una productora de asociados que no conozco que aportan un dinero por un producto. Para mí hay más responsabilidad y más arte en esos proyectos. Hay que arriesgarse. Las condiciones idóneas quizas nunca lleguen si uno no se arriesga”.

Corre el año 2008 y la película más taquillera en los Estados Unidos es Lakeview Terrace, un thriller de segunda categoría con el siempre predecible Samuel L. Jackson, dirigido por Neil Labute, el último dramaturgo rebelde de norteamerica, el maestro del escandalo teatral, pero, ¿por que?. Al otro lado del oceano, en Londres, Labute estrena una versión de su obra Fat Pig, dirigida por él. La crítica teatral la alaba y lo llama maestro. Claro, con una taquilla ínfima en comparación a su película.

“Dale a tu publico lo que quiere, aunque no sepa lo que quiera”, ese es su sentencia, ese es su sendero creativo.

Blogalaxia.com: , , , ,
Bitácoras.com: , , , ,
Technorati: , , , ,

Posts relacionados

Posts relacionados