jueves, 31 de enero de 2008

Philippe Bizot en el Celarg


El domingo 3 de febrero de 2008

TREINTA AÑOS DE SILENCIO

con EL MIMO francés Philippe Bizot

espectáculo de teatro gestual en el Celarg

Considerado el último exponente del arte del silencio en Francia, presenta doble función al público caraqueño con quien compartirá su experiencia en el arte de la pantomima, destreza que no duda en poner de manifiesto en su afán por ayudar a niños con discapacidad, con enfermedades terminales y en situaciones de riesgo de todas partes del mundo.

La Embajada de Francia y la Alianza Francesa de Caracas, con la cooperación del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Fundación Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), presentan Treinta años de silencio, del mimo Philippe Bizot, el domingo 3 de febrero de 2008, a las 5:00 y a las 6:00 de la tarde, en la Sala de Teatro 1 de la Casa de Rómulo Gallegos.

Philippe Bizot estudió varios años en la escuela de pantomima del maestro Marcel Marceau pero desarrolló su trabajo como autodidacta, generando un estilo propio muy singular que lo posiciona como uno de los más destacados exponentes del arte del silencio.

Bizot decidió recorrer lo escenarios en solitario, luego de dirigir su propia compañía de teatro durante seis años. Durante 8 meses de cada año recorre el mundo, mientras que el resto del tiempo lo ocupa en trabajar en Burdeos, al sur de Francia, donde prepara los espectáculos que ha mostrado durante tres décadas, en los más variados escenarios.

Treinta años de silencio es un resumen histórico de su carrera artística. El espectáculo es un viaje a través de la memoria de sus diferentes creaciones, con las cuales promete cautivar a los asistentes a través de una pantomima muy íntima y sutil. Bizot sube a escena los recuerdos de la infancia, los personajes que luchan por la felicidad, entre otras historias breves que conforman la obra.

Gracias a la maestría de un lenguaje artístico universal, el mimo francés ha mostrado el arte del silencio en Europa, América Latina, Estados Unidos, África y Asia. Ha manifestado que cualquier forma de arte es un derecho y un deber de los artistas el transmitirlo; para el mimo es un compromiso inherente a su vocación trabajar con niños especiales, por tener tanto que decir y al mismo tiempo pocas maneras de expresarlo. En estos niños el silencio es una manera de expresión y al mismo tiempo un instrumento con el cual pueden aprender a comunicarse.

El arte del silencio abre horizontes y perspectivas insospechadas de expresión. Con los talleres a este sector vulnerable de la población, el mimo francés promueve su inclusión de manera activa en la sociedad.

Los talleres que programa en todas sus giras tienen el objetivo de iniciar a los interesados en el arte de la pantomima, creación de situaciones, personajes y narración. Es parte del proyecto de artista. En su visita ha Venezuela Bizot hará lo propio en ciudades como Maracaibo, Mérida y Porlamar para dictar talleres-muestras y presentar su espectáculo Treinta años de silencio.

El público caraqueño tendrá la ocasión de apreciar el talento del mimo francés el próximo domingo 3 de febrero de 2008 en doble función en la Sala de Teatro 1 en el Celarg. Bizot compartirá su experiencia en el arte de la pantomima con alumnos de los talleres realizados con la cooperación de la Asociación para orientación y estímulo de personas con necesidades especiales (Apoye) y la Fundación para la cooperación de desarrollo integral de sociedades especiales (Fundacodise), a las 5:00 de la tarde; luego a las 6:00 pm. se tiene previsto el cierre de su presentación con el espectáculo Treinta años de silencio. Entrada Libre.



Posts relacionados

Posts relacionados